Prácticas de un escritor, o papeles para la basura

portada prácticas de un escritor

 

Prácticas de un escritor, o papeles para la basura… Se trata de una necesidad.

Cuando llego del trabajo, agotado, sucio, destruido y con la cabeza en un nivel creativo cercano a nulo, por lo general, en ese estado, no puedo escribir ni una sola palabra.

Así pasé meses enteros, viviendo los días iguales, sin poder escribir nada. Porque me es difícil realizar la transición de una obra en construcción, a la de una máquina de escribir. A lo sumo, llegaba a escribir unas cien o doscientas palabras, de alguna novela en espera, dilatada, como todo cuando uno trabaja.

Entonces se me ocurrió este ejercicio de escritura, sin objetivos, y más con la idea de experimentar formas que buscar formar algo parecido a una historia.

Y ahora escribo estas prácticas, o papeles para la basura… Como un ejercicio de supervivencia.

 

Inspirado en el aforismo número ciento sesenta y tres, ‘la conciencia del oficio’, del libro: Humano, demasiado humano. Nietzsche. 

 

Índice de papeles: