Reseñas

Reseña: Rojo Sangre, de Rafael Bielsa

El libro Rojo Sangre, de Rafael Bielsa, llegó a mí de forma azarosa y por cuestiones económicas influyentes (andaba escaso de dinero, como siempre). Pero así y todo me quería dar un regalo a mi mismo para la noche buena y, que mejor excusa para comprarme más libros que un regalo en noche buena.

Como desde hace bastante tiempo vengo en ese “trance” en el cual uno compra más libros de los que puede leer, hice cuentas, elegí cuatro títulos y entre esos cuatro, estaba el libro de la reseña actual.

Para ir metiéndonos en el tema, la novela esta buena, en cierto punto (no se si en el narrativo, pero esto siempre es subjetivo), Rafael Bielsa, con esta obra te acerca a realidades que lamentablemente los argentinos conocemos muy de cerca y, creo que el autor apunta mucho al factor sorpresa por la violencia y por los sucesos que se van sucediendo en la historia, solo que si el factor “sorpresa” del autor sucede en algún lector de esta historia, seguramente ese lector esta bastante lejos de caminar cualquier calle argentina.

Pero ojo, el libro avisa, que no va a venir a avisarte de nada nuevo, solo que, en la novela, a diferencia de algunos medios a los que uno pueda ver o seguir, se sumerge a detalle en un mundo de droga, asesinatos y corrupción.

La novela

Con los primeros personajes que uno se va a encontrar, al comenzar la historia, van a ser el “Zeta”, “Termo Grande”, “Drago” y algunos más que voy a dejar que los descubras por tu cuenta si algún día lees la historia. Lo interesante, de los personajes que aparecen en Rojo Sangre (y por eso nombro algunos) es que son muy pocos los personajes “principales”, si se puede llamarlos así, ya que, si bien hay personajes principales en la historia, uno nunca sabe cuales son y cuanta vida les quedará a los mismos.

Como en la vida misma, las apariciones de personajes en Rojo Sangre, duran poco, muy poco, tanto que a veces es difícil seguir o acostumbrarse a la historia debido a la muerte repentina de los mismos; y aunque parecería ser un punto en contra para la historia, creo que es algo favorable ¿Qué esperamos? La novela cuenta la historia de dos bandas rivales que están en pleno momento de enfrentamiento, las muertes son una moneda corriente.

Aunque hay que aclarar que este cambio constante de gente que entra y sale en los hilos narrativos, necesita, a mi parecer (y vuelvo a decir que esto es subjetivo) mucha muñeca del escritor, quien quiera que sea ese escritor, y eso en algunos momentos se nota, la ausencia de esa muñeca “exquisita”.

La repetición infinita

Los buenos mueren, los malos también. Una repetición infinita de la violencia en el país, en las bandas narcos, sus enfrentamientos y rivalidades y por supuesto, el gigantesco daño colateral que se carga todo ese trasfondo de libertad para la delincuencia. Eso deja ver el final de Rojo Sangre, con mil palabras distintas, todo lo malo siempre se repetirá, a menos que haya decisión política para cambiar algo (cosa que nunca va a pasar, jamás).

En resumen

La novela no esta mal, no es un diez tampoco. Hay varias cosas que no terminan de cerrar, pero creo que si su misión era ser explicito con el accionar de las bandas narco, la policía y la justicia avalándolas, y los políticos mirando para otro lado, puede decirse que esa misión se logró. Hasta ahí.

PD: Es difícil leer a una persona que habla de ciertos temas, cuando en el momento de escribir este post, el autor de la obra esta ocupando lugares de poder (la hipocresía puede alcanzarte siempre). Las palabras pocas veces representan las acciones de quienes las dicen.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.